Jueves, 28 Julio, 2011 - 11:31

Ante la caída del Dólar
El porqué de la suba del Real y su efecto en Argentina

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La divisa brasileña tocó su valor más alto frente al dólar en los últimos 12 años. Contrario a lo que podría imaginar, el fenómeno beneficia a nuestro país

El "súperreal", como se denominó a la moneda brasileña, sigue fortaleciéndose frente al dólar, pese a las medidas oficiales para frenarlo. En los últimos dos días, el real cerró a niveles máximos que no se veían desde 1999, cuando el entonces presidente Fernando Henrique Cardoso liberó el cambio tras cinco años de paridad. La cotización llegó ayer hasta los R$ 1,53 por dólar. 



Pese a las intervenciones del Banco Central de ese país, la caída del dólar acumulada en julio llega al de 1,49%, y en lo que va del año, se eleva al 7,64%.

"Para algunos operadores -destaca el diario local O Globo - el real parece haber encontrado un nuevo "piso" en la línea técnica de R $ 1,53". Lo demuestra la demanda constante a ese precio y las operaciones a futuro. 



¿A qué se debe la valorización de la divisa del país vecino frente al billete verde? Existen varios factores convergentes para explicar la suba. Entre otros: 



Escenario internacional: El dólar atraviesa un momento de debilidad, mientras el país se debate entre el default y la suba del techo del déficit, una idea hasta ahora trabada en el Congreso. La fecha tope para que los Estados Unidos no caigan en moratoria se acerca (el 2 de agosto) y aún no se arriba a un acuerdo sobre la deuda pública estadounidense. El presidente Barack Obama busca que la oposición republicana vote en el Capitolio la extensión del techo, fijado en los 14,3 billones de dólares. Pero los republicanos se resisten a dar "un cheque en blanco" al gobierno. 



Ingreso de capitales: Brasil es el 5° destino del mundo de inversiones. En el primer semestre, ingresaron 50.000 millones de dólares, el mayor ingreso de capitales extranjeros de la historia, según informó el Banco Central. 



Esa cifra representó un 108% más que en el mismo período del año pasado: Según la oficina de la ONU para el Comercio y el Desarrollo (Unctad), de 2009 a 2010, tras el estallido de la crisis mundial originada en el sistema hipotecario de Estados Unidos, Brasil saltó al 5° puesto desde el 15° en el ranking de países que reciben inversión extranjera directa. Hay que aclarar que buena parte de los capitales que ingresan son especulativos. 



Justamente sobre ellos es donde la presidenta Dilma Rousseff quiere poner trabas. El ingreso de dólares también se explica por las exportaciones de commodities , que se suma a la liquidez en el mundo a causa de la inestabilidad económica en Estados Unidos y Europa. 



Buenas condiciones. Los inversionistas ven con buenos ojos la alta tasa de interés y las calificaciones crediticias de grado de inversión en Brasil. Las inversiones hablan de la confianza en el país, en la apuesta a su crecimiento y aun horizonte prometedor.

 

El país, primera economía de la región, dotado de un inmenso y pujante mercado interno, controla la inflación y su crecimiento. El ex presidente Lula da Silva pronosticó que Brasil llegaría a ser la quinta economía del mundo en 2016. 



"Guerra cambiaria", el argumento oficial: El ministro de Economía brasileño, Guido Mantega, atribuyó la presión hacia el real a la "guerra cambiaria" mundial, es decir, a países que 

devalúan "artificialmente" sus monedas para ganar competitividad en el comercio exterior. 



"No vamos a dejar que la guerra cambiaria nos derrote con devaluaciones artificiales en otros países", dijo Mantega. "Estaremos actuando en el área de política cambiaria e intensificaremos la defensa comercial del país de modo de no permitir que nuestro mercado de manufacturas sean utilizados por otros en busca de triangulación", afirmó.

La valorización de la moneda brasileña trae algunos interrogantes. 



¿Por qué el gobierno de Dilma Rosseff quiere frenar la avanzada de la moneda?

En los últimos días, como hace cada vez que su moneda avanza, el Gobierno anunció que analiza la aplicación de nuevas medidas para frenarla. 



Es que, al acercarse al dólar, la valorización del real afecta la competitividad de las exportaciones brasileñas y repercute sobre la industria del país. En otros términos, por un lado, las importaciones se vuelven más baratas. 



Por otro, se hace más difícil vender manufacturas al exterior, ya que los bienen producidos tiene un costo más caro. La consecuencia positiva se da en el sector de commodities que se exportan, principalmente, a China. Pero se "primariza" la economía, y los empresarios ya comienzan a hablar de "desindustrialización". Ayer, el empresario José Gerdau, titular del Comité de Gestión del gobierno, en la reunión del Consejo Económico y Social encabezado por la Jefa de Estado dijo: "La presidenta Dilma Rousseff está muy preocupada con la desindustrialización, un proceso que ya está ocurriendo". 



¿Qué medidas se tomaron ya para detener al "súperreal"?

El Banco Central brasileño viene realizando subastas de dólares en el mercado, al contado, como suele hacer semanas, y a futuro o de forwards , como no hacía desde abril. 



Por otra parte, se incrementó el impuesto a las operaciones financieras y se elevó la tasa que cobra a los bancos que actúan a futuro apostando a la desvalorización del dólar. El ministro de Hacienda, Guido Mantega, dijo que el Gobierno maneja la inflación con política monetaria, fiscal y reducción de gastos". 



Ayer, la presidenta decretó que se aplicarán impuestos adicionales a las operaciones de contratos de derivados (activos cuyo valor depende de los precios de otros activos financieros como bonos, acciones y materias primas) y revisará la regulación del mercado. Las medidas indican que las transacciones con contratos de derivados podrían contemplar un impuesto de hasta un 25%. "Estamos disminuyendo las ventajas de la especulación, esperamos que con esto haya una devaluación y no una valorización del real", según declaró el ministro de Hacienda Guido Mantega. 



¿CÓMO INCIDE EN LA ARGENTINA?

El economista de Fimades, Luis Palma Cané, destacó que la apreciación del real beneficia a la Argentina. "Desde Brasil, importar productos argentinos es más barato. Es decir, las exportaciones argentinas se ven facilitadas", analizó el economista. Actualmente y desde hace años, la Argentina tiene un fuerte déficit en el comercio bilateral con Brasil. 



¿Cómo repercute sobre el turismo? 

Por un lado, la valorización del real es positiva para el turismo. El dólar barato permitió a los brasileños gastar en sus viajes internacionales el record de 10.200 millones de dólares en el primer semestre de este año, un 44% más en relación al mismo período de 2010, informó el Banco Central brasileño. 



En cambio, los gastos de los extranjeros que visitaron Brasil crecieron menos, de 2900 millones de dólares en el primer semestre de 2010 a 3400 millones de dólares al mismo período de este año. 



¿Viajan menos argentinos a Brasil?

En Despegar.com, una de las agencias de viajes más importantes de la región y la primera en ventas por Internet, señalaron que las ventas de paquetes por parte de argentinos hacia el país vecino no se vieron resentidas en los últimos meses. 



¿Cuántos pesos se necesitan para comprar un real?

Según la cotización de ayer, se necesitan 2,68 pesos. 



Fuente: La Nación