Miércoles, 27 Julio, 2011 - 13:55

En Paraguay acusan a Ciro Russo de coaccionar y falsificar documentos para destituir a la ex Consultora de Trento

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La fiscal asuncena Irma Llano Pereira presentó una acusación contra el coordinador de la Asociación Trentinos en el Mundo por “coacción y producción de documentos no auténticos”. Sostiene que Russo se opuso desde el principio a que la Consultora Elizabeth Daevi manejase ayudas económicas para sus compatriotas radicados en Paraguay, y para lograr su cometido remitió correspondencia “trucha” a Trento pidiendo su destitución.

Según relata la agente fiscal, en 2001 se creó el primer círculo de trentinos del Paraguay a iniciativa de Elizabeth Daevi, para luego surgir a partir de éste otros círculos regionales y demás asociaciones de trentinos que existen actualmente en ese país.



Con el propósito de colaborar con sus compatriotas trentinos y descendientes de los mismos, Daevi gestionó con la provincia italiana de Trento la remisión de subsidios para que éstos pudiesen paliar la difícil situación económica que atravesaban. Entonces fue nombrada “Consultora all´estero de la Provincia Autónoma de Trento”.



La presentación judicial especula con la intencionalidad de Ciro Vicenzo Russo de destituir a Daevi. Para ello, sostiene, contó con la colaboración de Aníbal Cenas Beltrán y Virgilio Antonio Vázquez Barreto. Russo habría mandado sendas notas falsas a funcionarios trentinos para advertir acerca del rechazo que Daevi generaba entre sus compatriotas.



Las notas rubricadas por gran cantidad de personas resultaron, según Llano Pereira, “inventadas”. La fiscal alega que en algunos casos las firmas eran originales, pero que los suscriptores fueron sometidos a amenazas tales como perder los subsidios que recibían desde Italia, por lo que las estamparon “sin conocer el contenido” de las cartas que finalmente cruzarían el Atlántico. En otros casos, las firmas directamente eran “inventadas”. En la presentación se citan peritajes que determinan que gran cantidad de firmas habían sido realizadas por una misma persona.



Estos mecanismos se habrían repetido sistemáticamente a lo largo de toda la correspondencia enviada hasta el 5 de abril de 2007, cuando Deaevi fue destituida por disposición de la Junta Provincial de Trento. Una treintena de testimonios y más de cincuenta documentos fueron presentados para avalar la denuncia.