Martes, 26 Julio, 2011 - 12:15

Opinión de nuestros lectores
La verdad de la mentira

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

La mentira "es toda expresión contraria a la verdad", y el que engaña es el que "induce progresivamente contra la voluntad a tener por cierto, correcto y bueno lo que no lo es "se puede decir que hay distintas formas engañar, está el que se engaña a si mismo, el que engaña a todos y el que manipula desde el engaño las conciencia de los demás.

Platón en su obra "La República" dijo "la mentira designa la ignorancia que existe en el alma del que es engañado. Pero el engañado vive feliz en la mentira, mientras que aquel que ve más allá y descubre el engaño rechaza las propagandas fundadas en el engaño y son enjuiciados por aquellos que viven motivados por la mentira".



Desde hace un tiempo a esta parte vemos como nos mienten y nos dejamos mentir, estamos contentos de ser engañados y pedimos con aplausos más mentiras. Ya que nos miente el INDEC, nos miente las encuestadoras, el oficialismo dice que nos miente TN, que nos miente Clarín, el diario Perfil y Nación, pero también nos miente los diarios oficialistas.



Decir la verdad no es apropiado, ya que dicen que cuando decís la verdad nadie te quiere escuchar.



Pero la verdad está ante nuestros ojos y sin embargo muchos sufren de escotoma, ven solo lo que quieren ver. Ya que hay una verdad maquillada, una dicotomía entre lo que se dice desde las tribunas y lo que pasa realmente .Donde los números del IDEC no condice con lo precios que se exhiben en las góndolas, donde la inseguridad no es una sensación, donde la corrupción es mucho más serio que el caso Schoklender, este es sola punta del iceberg. Ya que cuando algo está corrompido está deformada su integridad, pierde su eje, se desequilibra el orden, y todo se desbarata y se descompone progresivamente.



Hay una referencia imaginaria de éxito y de desarrollo, donde se dibujan estadísticas, se muestra solo lo bueno, pero se esconde las falencias, se dilapida sin control. Y cuando esto se critica en voz alta los engañados atacan con frases como "que esos son datos equivocados", cuando los equivocados son ellos que viven ciegos; endulzados por la mentira



Y es vergonzoso como atacan y ningunean los que tienen la soberbia de intentar sentirse soberanos del pensamiento ajeno hacia quienes opinamos desde una conciencia libre sin manipulación, ni mensajes equivocados.



Vemos que la mentira se ha entronizado en la política y es usada como una herramienta eficaz para mover voluntades, con una forma de hacer discursos para llegar desde la ingenuidad de los receptores engañados, a dar por sentado que el mensaje fue recepcionado por todos con la misma calidad de veracidad. 



Manejando la mentira desde la retórica en afirmar datos errados como la cantidad de viviendas construidas por el Plan Federal de Vivienda que en realidad era un numero muy inferior a lo que la Presidente dijo en su discurso, o cuando dijo que el crecimiento de Santa Fe era inferior al de la Nación,(según los números del INDEC),cuando dijo que no apuesten al dólar cuando ellos tienen sus inversiones y ahorros en esa moneda. Cuando desconoció que en Santa Fé a los jubilados se le paga el 82 % móvil. Será ¿que está mal informada o quiere desinformar? 



Dibuja ante los ojos del vulgo la evidencia de una Argentina que no es como ellos la describen. Ahora encima se le dio por gobernar por decreto, neutralizando la función del Parlamento.



Vemos una exacerbada vehemencia en teatralización de los discursos que va desde la exotopía ingenua a la multivalencia en las expresiones donde se expone en cada mensaje la emoción, el dolor, la orden, la compasión y la indirecta Y quienes aplauden del otro lado son poseídos inconscientes que se los mantienen encendidos en el engaño.



Últimamente se sumó la falta de credibilidad de las encuestas que le restan seriedad y se ve como la mentira se quiebra y las derrotas en las ultimas elecciones lo están demostrando que no se puede superar la voluntad que se decide en el cuarto oscuro de quienes no se someten a más mentiras, pasó con Macri y ahora pasó en Santa Fe.



El gobierno kirchnerista está siendo lentamente debilitado en la hoguera de su propia vanidad, porque la verdad siempre supera a la mentira orquestada desde el poder. Y por los resultados de las ultimas elecciones muchos ya han caído en la cuenta de haber sido engañados con la corrupción, el narcotráfico, la inseguridad, el problema del campo, el negocio de los derechos humanos, el tema de los hermanos Noble, la prensa opositora, el negocio del Gas con Qatar, el crecimiento que no es tal, la digitalización de candidatos, el índice de inflación, la politización de las fiestas patrias, fabricas y empresas que se cierran, etc.



Se dice que cuando se miente tanto terminan creyéndose sus propias mentiras. Pero aquí los engañados empezaron a decir basta. Porque en política las mentiras a la larga conducen a la derrota.



(*) Abogada

[email protected]