Domingo, 24 Julio, 2011 - 13:25

Chagas: destacan labor provincial en su lucha

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042

El coordinador del Programa Nacional de Chagas, Héctor Freilij, destacó el trabajo realizado a nivel provincial para combatir el Mal de Chagas. “Chaco está trabajando muy bien en el tema. Ejemplo de ello son los trabajos de pesquisa de Chagas congénito y los estudios proactivos en escuelas”, subrayó el funcionario en declaraciones radiales.

Asimismo, comentó que si bien la enfermedad está instalada en todo el país, las acciones que realizan los gobiernos de la Nación y la Provincia permitieron reducir la prevalencia de la enfermedad. Como ejemplo de ello, mencionó que en la década del 70’ el 15 por ciento de la población estaba infectado, mientras que hoy en día esa cifra llega sólo al 4 por ciento.



En lo que refiere al panorama provincial, Freilij valoró las tareas de rociado de viviendas, detección de Chagas congénito y estudios proactivos en niños. Éste último punto consiste en la realización de estudios de sangre a menores, mediante acciones en terreno en los establecimientos educativos.



“Este trabajo comenzará en Avia Terai, pero también se está realizando en Pampa del Indio, Sáenz Peña y otras localidades”, comentó. Al respecto, destacó el “empeño y trabajo eficiente” del equipo provincial de Chagas, en cuanto a las acciones de prevención, detección y tratamiento de la enfermedad.



INFORME DEL INSSSEP


Por otra parte, al referirse a la investigación realizada por el Programa de Chagas del Instituto de Servicios Sociales, Seguros y Préstamos (InSSSeP) acerca de la incidencia de la enfermedad en Resistencia, Freilij señaló que la misma tiene una imperfección significativa desde el punto de vista científico. “Para poder definir que un individuo está infectado se deben emplear dos técnicas y ambas deben dar resultados positivos. Sin embargo, el estudio realizado por personal de la obra social se basó en una sola técnica, por lo tanto es un trabajo imperfecto”, explicó.



En esa línea, sostuvo que el número de individuos analizados en la investigación representa un número “muy pequeño” como para extrapolar esos datos a la realidad de la ciudad capitalina.



Tras efectuar dichas aclaraciones, el funcionario nacional aseguró que Resistencia no registra presencia de vectores (vinchucas), lo que reduce significativamente las posibilidades de transmisión. “Logramos grandes avances en la lucha contra la enfermedad, tanto en el Chaco como en la Nación. Chagas es una patología que tiene tratamiento y cura y por ello estamos trabajando intensamente en la prevención y detección”, subrayó.



Además, al ser consultado sobre los estudios realizados en animales señaló que “no se debe generar alarma sobre ello”. “Si no hay vectores, no hay transmisión y eso es lo importante”, acotó.



TRANSMISIÓN DE LA ENFERMEDAD

El Mal de Chagas es una enfermedad que puede ser transmitida mediante el vector, a través de la madre chagásica, por donación de sangre o trasplante de órganos. En lo que refiere al Chagas congénito, el Ministerio de Salud del Chaco promueve pesquisas para detectar la patología en mujeres embarazadas y brindar tratamientos oportunos.



“Tanto en el Chaco, como en toda América Latina, la transmisión de madre a recién nacido se produce en menos del 5 por ciento de los casos”, explicó Freilij. Con respecto a la transmisión mediante transfusión de sangre, señaló que se trata de una posibilidad inexistente en la provincia, debido al prestigio de los bancos de sangre locales. “Recibir sangre de un donante chaqueño no implica ningún riesgo para el beneficiario, cosa que sí ocurría hace 30 años”, acotó.



También explicó que la transmisión de Chagas por trasplante de órganos es una posibilidad muy poco probable. “El protocolo establece que donantes y destinatarios deben realizarse estudios para Chagas, lo que descarta la posibilidad de contagio”, aclaró.



Por otra parte, Freilij realizó una observación sobre la incidencia de la enfermedad en personas de avanzada edad y en niños. “La lucha contra el Chagas comenzó en la década del 70’. La gente que nació antes no tuvo la misma suerte de evitar la infección que quienes nacieron después. Por ello, en todos los distritos del país la prevalencia de la enfermedad es mayor en ancianos que en niños”, explicó. “Acciones de prevención como el rociado de viviendas y de detección de la patología, llevan pocos años en nuestro país y por ello los chicos tienen menos Chagas que los adultos”, concluyó.