Viernes, 22 Julio, 2011 - 11:45

Se alivian los mercados europeos tras la ayuda a Grecia

Las bolsas europeas operaban hoy con subas generalizadas y el riesgo de los países de la eurozona, entre ellos España, bajaba a los niveles previos. Ayer, luego de la aprobación del rescate a Grecia por 159.000 millones euros, la reacción de los mercados fue inmediata y terminaron en alza.





Después de la tormenta llega la calma, también a la prima de riesgo de España, que ha amanecido en los 277, lejos del récord histórico alcanzado la semana pasada cuando el diferencial se quedó al borde de los 380 puntos.



El día después del acuerdo del Eurogrupo por 159.000 millones de euros, el diferencial entre el bono español a diez años y el alemán del mismo plazo continúa la senda descendente iniciada en los días previos a la cumbre extraordinaria, ante la perspectiva de un consenso que ponga fin a la incertidumbre de los mercados sobre la deuda soberana, indica el diario El Mundo de España en su edición on line.



Las informaciones que ayer por la tarde ya apuntaban la posibilidad de que se consensuase un acuerdo en el Eurogrupo hicieron que la prima se relajase hasta situarse por debajo de la cota psicológica de los 300.



El acuerdo, que flexibiliza las condiciones del préstamo que el bloque y el FMI dieron a Grecia el año pasado, concede un nuevo rescate de 109.000 millones de euros extras, con una participación máxima de 50.000 millones de la banca privada. Luego del aval, los mercados experimentaron alzas en todo el mundo.



Este segundo rescate para Grecia fue aprobado en la cumbre de Jefes de Estados y de Gobierno de los 17 países que integran la Eurozona.



El acuerdo, que flexibiliza las condiciones del préstamo que el bloque y el FMI dieron a Grecia el año pasado, concede un nuevo rescate de 109.000 millones de euros extras, con una participación máxima de 50.000 millones de la banca privada.



De esos 50.000 millones, un tramo de 37.000 serán de participación voluntaria, según explicaron fuentes comunitarias. Asimismo, el consenso alcanzado por la Cumbre prevé nuevos créditos de la Unión Europea (UE) y del FMI, con la participación "voluntaria" del sector privado. Este último deberá aceptar un aplazamiento del pago de los bonos griegos, informa la agencia de noticias DPA.



Fuente: Télam