Miércoles, 20 Julio, 2011 - 12:06

Correo de nuestros lectores
Las culpas de Bonafini

La Fundación de Madres de Plaza de Mayo, fue creada en defensa de los derechos humanos, sin embargo en estos últimos días parece haberse olvidado de respetar los derechos de los obreros, que desde los piquetes montados en distintos puntos del país se hicieron notar, reclamando el pago de los salarios adeudados.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Cuando enfrentaron a Hebe de Bonafini en Plaza de Mayo, lo primero que ella les respondió fue que le reclamaran a Schoklender porque "el los chorreó".Evadiendo su responsabilidad que como Presidente de la Fundación tiene.



Una mujer vacía de inteligencia y desprovista de un lenguaje educado, transita siempre por los pasillos del poder con un andar alejado de toda culpa, desde lo que dice hasta lo que hace. Ya que pareciera que a los pobres trabajadores ni siquiera los reconoce como empleados de la Fundación al preguntarle "¿quien los mandó?" a lo que ellos respondieron "la necesidad" y el derecho que le corresponde a recibir el pago por el trabajo realizado.



Pero para esta señora que ante cualquier problema corre a la Rosada a resguardarse bajo las faldas del kirchnerismo, la vida para ella es toda sonrisa y despreocupación, el resto que se dejen de "pelo----ses".



Dice que están entregando lo mejor de ellas para hacer el país que soñaron sus hijos, y que respuesta tiene frente a la cantidad de cheques rebotados, las propiedades a nombre de su hija Alejandra, la no entrega del balance 2010 ala Inspección General de Justicia, la no declaración del fideicomiso creado en el Chaco por 1,5 millones de dólares que fueron aportados por la Fundación mientras que los otros 1,5 millones de dólares fueron aportados por la provincia ,además se dice que deben millones en AFIP . Y ni hablar de aquello "que no sabía nada lo que hacia Schoklender".



La mejor excusa para cargar las culpas al parricida. Quien en Tribunales aseguró que tenía poderes muy limitados como apoderado de la Fundación. Demostrándose que la pelota de la culpa la van rebotando.



Ahora parece que el gobierno entregará una partida para enfriar la situación con los obreros y así pagar los sueldos atrasados.



Bonafini dijo "muchos de los que hoy reclaman no sabían quienes éramos las madres, o que es un pañuelo blanco", claro que sabíamos quienes eran las Madres de Plaza de Mayo, conocíamos sus luchas, sus reclamos de justicia, que transitaron todos los gobiernos. Lo que ahora paso simplemente es que se corrió el velo de lo que se escondía tras el proyecto "sueños compartidos".



Y usar a Schoklender como "chivo expiatorio" para no responder a los reclamos justos de los trabajadores no es lo correcto, y otra vez Bonafini mira para otro lado y no se hace responsable de sus acciones y omisiones. 





(*) Abogada

[email protected]