Martes, 19 Julio, 2011 - 17:45

Realizaba un desmonte no autorizado
Un productor evitó a los tiros que inspeccionaran su campo

Los técnicos de la Dirección de Bosques se disponían a realizar una inspección para verificar que el productor estuviera realizando los trabajos para los que había sido autorizado. Pero el hijo del dueño del terreno, de apellido Fernandez, salió con su escopeta a los tiros para evitar la inspección. Afortunadamente nadie resultó herido.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042


La ingeniera Silvana Torres, la técnica forestal
Karina Litavetz y el inspector Oscar Alberto Aguirre explicaron que se presentaron al predio de este productor con el fin de verificar la forma de trabajo. Se trataba de un premiso solicitado para
sirvo pastoril, pero se
encontraron con un desmonte. “No se cumplía con nada de lo que se había presentado en el plan de trabajo y ya cuando estábamos finalizando el recorrido por el predio nos encontramos con el hijo del dueño del campo, quien llevaba una escopeta y realizó tres disparos al aire a modo de intimidación”, explicó al ingeniera Torres.



Este productor se desplazaba en una camioneta, frenó frente a ellos, se paro frente a la camioneta de la Dirección de Bosques y volvió a apuntarlos con la escopeta. En ese momento el inspector Aguirre se bajó del vehículo para explicarle y mostrarle que contaban con la autorización correspondiente para ingresar al predio y efectivamente realizar la constatación. Se trata de
una autorización que el propietario del campo firma cuando se le otorga el plan, en la que rubrica que está de acuerdo en que los inspectores de la Dirección de Bosques en cualquier momento lleguen al campo para verificar si realmente se realiza el trabajo autorizado oportunamente.



Cuando el inspector de la Dirección de Bosques descendió de la camioneta para mostrarle la autorización, una vez más este productor lo amenazó con el arma de fuego y le dijo que no tenía ningún inconveniente en dispararle.



Posteriormente bajó
la ingeniera Torres de la camioneta para tratar de dialogar con el irascible productor y llegar a un acuerdo, pero fue inútil. Casi a los gritos el dueño les dijo a los técnicos que no se movieran del lugar hasta que no volviera con la policía.
Los tres técnicos se quedaron allí y se comunicaron la Dirección de Bosques, al tiempo que solicitaron que envíen a la Policía Ecológica. Luego de 45 minutos llegó la Policía de Avia Terai, luego la Policía Rural junto al encargado del campo. La persona que los había amenazado ya no volvió. Pocos minutos después también arribó al lugar la Policía Ecológica.



Luego de los procedimientos de rigor, los técnicos de la Dirección de Bosques pidieron a los efectivos policiales que revisen la camioneta porque habían dicho que para ingresar al predio se había forzado la tranquera, se cortaron alambres, “lo cual no es cierto porque la tranquera estaba abierta, también dijo en su exposición que le faltaban motosierras y alambres. Ante esta situación nosotros le pedimos a la Policía que revise la camioneta y que compruebe que realmente no tenían nada de los elementos que habían denunciado”, explicó la ingeniera Torres.



Tras este momento de tensión y nerviosismo los inspectores de la Dirección de Bosques realizaron una denuncia contra el hijo del dueño del campo por amenazas con arma de fuego y privación de la libertad,
“porque él nos dice “ustedes de acá no se mueven hasta que no llegue la policía”, señaló.



Entre otros aspectos explicó a ingeniera Torres que “el responsable del campo sabía perfectamente que lo que estaba haciendo, en este caso el desmonte, estaba mal, por eso su reacción violenta
al verse descubierto. El responsable de dicho campo en lugar de hacer un sirvo pastoril como se le había autorizado, estaba haciendo un desmonte y esto fue lo que fuimos efectivamente a comprobar”.