Martes, 19 Julio, 2011 - 09:16

Tregua en el conflicto de Reposar: negocian la reincorporación de los nueve obreros despedidos

Tras la audiencia de conciliación en la Dirección Provincial de Trabajo, se abrió un camino de diálogo y un compás de espera 20 días hábiles en los cuales la empresa y los trabajadores de Reposar negociarán la reincorporación de nueve obreros despedidos. Por el momento, estas cesantías quedaron sin efecto.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La gestión del Gobierno provincial logró poner fin al largo conflicto que mantenían los trabajadores de la empresa Reposar con el Grupo Carsa - Megatone, propietario de la fábrica de colchones.



En la Dirección Provincial de Trabajo, las partes firmaron ayer un acta acuerdo por la cual inician un camino de diálogo y avanzan en medidas para solucionar las diferencias. Los 27 empleados que mantenían la medida de fuerza volverán a trabajar, mientras que la empresa suspenderá los nueve despidos.



Para arribar al acuerdo sellado este lunes fue fundamental la intermediación del gobernador Jorge Capitanich, quien la semana pasada recibió a los obreros en conflicto. Por eso, de la audiencia de conciliación participaron el ministro de Gobierno, Juan Manuel Pedrini y el subsecretario de Trabajo, Enrique Paredes.



Asistieron también (y rubricaron el acta) representantes del Sindicato de Empleados de Industrias Químicas y Petroquímicas y autoridades de la empresa Espumas El Litoral SA, además del director regional del NEA del Ministerio de Trabajo de la Nación, Marcelo Servello y Celia Elizabeth Meza, a cargo de la Dirección Provincial de Trabajo.



“Se trata de un principio de acuerdo que resulta en el cese temporario de las medidas de fuerza”, valoró el ministro Pedrini tras la audiencia que tuvo lugar en la sede de la Dirección Provincial de Trabajo y que, el lunes por la tarde, concluyó con la rúbrica del acuerdo.



Como resultado del acta firmada, la empresa se comprometió a dejar sin efecto los nueve despidos y reincorporar de inmediato a 27 trabajadores que mantenían la medida de fuerza desde hace varias semanas. Mientras tanto, la semana próxima continuará el diálogo para avanzar en la negociación sobre las formas de reincorporación efectiva de los empleados cesanteados. A la vez, los obreros garantizaron el cese de la medida de fuerza.



El acuerdo firmado con intervención de funcionarios del Gobierno provincial fija un compás de espera para los próximos 20 días hábiles en los cuales el Sindicato y los trabajadores se abstendrán de realizar medidas de fuerza para avanzar en las negociaciones con la patronal.



GESTIONES PROVINCIALES Y NACIONALES

Para arribar a un principio de solución al conflicto fueron elementales las gestiones realizadas en persona por el gobernador Capitanich y por la viceministra de Trabajo de la Nación, Noemí Rial, en ocasión de su visita a la provincia la semana pasada para presidir el Consejo Federal del Trabajo.



El conflicto, de estricto orden privado, había derivado en la medida de fuerza que mantenían un grupo de trabajadores por los despidos que atribuyeron al cambio de afiliación gremial del sindicato de mercantiles al de petroquímicos.



El acuerdo firmado permite, en primera instancia, regresar al trabajo a 27 de los 37 empleados en conflicto y que participaban de las protestas y el paro. En tanto, nueve operarios serán parte de las conversaciones que seguirán desarrollándose hasta el próximo mes de agosto.



“El encuentro generó un compás de espera de 20 días para seguir negociando entre las partes hasta llegar a un acuerdo definitivo”, precisó finalmente el titular de la cartera de Gobierno.



ACTA ACUERDO: CLÁUSULA DE PAZ

El acta acuerdo E3-2011-4757-E firmada en la Dirección de Trabajo consta de seis puntos en los cuales las partes en conflicto fijan parámetros para suspender el conflicto y avanzar hacia la negociación que restablezca la relación laboral.



“Luego de arduas tratativas (las partes) acuerdan en un proceso voluntario de conciliación la siguiente clausula de paz en los términos que se exponen, abriéndose un proceso transitorio de 20 días hábiles que comenzará a correr el 19 de julio del corriente año, a fin de restablecer el desgaste del tejido social producido por el conflicto de larga data”, indica el texto.



Así, el primer punto establece la suspensión de los despidos de nueve trabajadores que prestan servicios en las instalaciones ubicadas en calle La Rioja 1174, de Fontana, efectuados el 10 de junio de este año. Las cesantías quedan suspendidas por el término de 20 días hábiles, aunque los operarios no podrán ingresar al establecimiento ni prestar tareas. En tanto, la empresa abonará 2.500 pesos a esos obreros por el plazo citado.



En la segunda cláusula del acta queda establecida la reincorporación al proceso productivo de 27 trabajadores que no fueron despedidos. Los mismos prestarán efectivo servicio a partir de este miércoles 20 de julio, cumpliendo los horarios y las tareas adecuadas.



A la vez, el tercer punto fija el compromiso de la empleadora de efectuar el pago de 2.500 pesos a los 27 obreros reincorporados, a cuenta de créditos laborales. Esa suma deberá estar acreditada el miércoles 20 de julio.



Por otra parte la cuarta cláusula fija que durante los 20 días hábiles de plazo las partes “establecerán los mecanismos posibles de reintegro a la empresa de las cuentas de cada de ahorro de las sumas que se depositaron en concepto de indemnizaciones por despidos”.



La quinta cláusula determina los controles que realizarán las autoridades de Trabajo de la Nación y de la Provincia para velar por el cumplimiento del acuerdo.



Luego, el punto seis establece las reuniones que se realizarán en el plazo de 20 días fijado precedentemente, con el fin de “superar el conflicto y restablecer la normalidad en las relaciones entre empleador y trabajadores”. Y por último, las partes acordaron una nueva reunión para el próximo 25 de julio a las 11 en la Dirección Provincial del Trabajo.