Martes, 19 Julio, 2011 - 08:42

Gremios exigen "mejores servicios y transparencia" en la gestión del INSSSEP

Las entidades adheridas a la CTA solicitaron al Directorio de la obra social provincial que dé precisiones acerca de su funcionamiento ante “los permanentes reclamos de los afiliados”. Exigieron además, acceder a los números del superávit del Instituto, su aplicación y las transferencias que Nación destina al financiamiento del déficit previsional.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Así comunicaron estos gremios estatales a través de un comunicado que expresa textualmente: “Federación Chaqueñas de Gremios FECHAG, Federación SITECH y Movimientos Sociales, solicitaron al Directorio del INSSSEP precisiones acerca de la situación del servicio de obra social, ante los permanentes reclamos de sus afiliados debido a lo que consideran una excesiva burocratización y una constante limitación en las prestaciones médicas.



En una ronda de consultas que se inició el pasado jueves en la reunión que se sostuviera con el presidente del organismo provincial Atilio Velásquez, quien estuvo acompañado por los gerentes de obra social Héctor Cramazzi y de administración Rogelio Gómez, los dirigentes gremiales de SITECH Federación, y Federación Chaqueña de Gremios FECHAG: Contaduría, Tesorería General y Finanzas, Unión Judicial, Policías Autoconvocados, Legislativos (SELCHA), ATE, SENODEP y Viales (ASAVICH) y Grupos Sociales, solicitaron conocer los números del superávit de la Obra Social, su aplicación y las transferencias de la Nación con destino al financiamiento del déficit previsional, que el propio Velásquez se comprometió a responder en breve por escrito.



Las autoridades del Instituto tampoco suministraron a los dirigentes gremiales, la copia del último balance general del organismo, que según Velásquez corresponde al ejercicio finalizado el 31-12-2009, mientras nada se informó sobre la situación económica y financiera del ejercicio 2010 y mucho menos lo que va de este año.



Esta falta de información preocupó mucho a los dirigentes gremiales, quienes este viernes último requirieron por escrito al Presidente del INSSSEP, que en un plazo de 48 horas haga entrega de las copias de los balances de los tres últimos ejercicios y de los estados de ejecución de gastos e ingresos del 2010 y 2011, para poder analizar los números y presentar un pedido de informe más detallado entre otras cosas sobre la evolución de los ingresos por aportes y contribuciones de las distintas jurisdicciones, de las acreencias, y de la deuda exigible con prestadores, para luego fijar posición y presentar las propuestas del caso.



Las consultas se extendieron el día viernes último con el vocal por el sector pasivo Eduardo Carballo y el síndico representante de los afiliados Luis Leyes, mientras los dirigentes gremiales señalaron que no fue posible localizar al vocal por los empleados activos Victoriano Caro, pero tampoco pudieron avanzar demasiado con los representantes de los afiliados, pese a la amplia predisposición demostrada por estos, por cuanto se incorporaron recientemente al Directorio, estarían comenzando a tomar conocimiento de la situación del INSSSEP, y carecerían de la información detallada requerida por los gremialistas, aunque también se comprometieron a suministrarla a la mayor brevedad en la medida que la vayan obteniendo.



Los dirigentes gremiales hicieron trascender el malestar que provoca la falta de información y de transparencia en la gestión del Directorio del INSSSEP, y citaron por ejemplo que pese a contar el organismo con un sitio oficial en la Web, en el mismo existe muy poca información útil para los afiliados, está desactualizado y no publican allí los balances del organismo, lo que contrasta con la realidad de otros organismos provinciales, como el caso de SAMEEP, que sí publican en Internet los estados contables y otros aspectos importantes de la gestión.



En todos los casos los gremialistas trasladaron a los miembros del Directorio las quejas y reclamos de los afiliados, especialmente con relación a la autorización de órdenes de consulta, de diversas prácticas y la provisión de medicamentos en la farmacia social, dejando perfectamente aclarado que no están de acuerdo y rechazan categóricamente el inmoral cobro del plus médico, aunque nadie puede negar que el mismo forma parte de una realidad cotidiana hace muchos años, y pidieron conocer el monto de los aranceles vigentes y las cláusulas contractuales que rigen la relación del Instituto con los prestadores, aunque tampoco lograron mayores precisiones al respecto y tampoco refutaron ninguno de los reclamos efectuados”, concluye el mismo.