Lunes, 18 Julio, 2011 - 12:21

Caso Belsunce: declaran peritos que encontraron el "pituto"

El juicio por el encubrimiento del crimen de María Marta García Belsunce continuará hoy con el testimonio de los bomberos y policías que participaron en la búsqueda y hallazgo de la bala. Había sido arrojada al inodoro de la vivienda por el medio hermano de la víctima, John Hurtig.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




Son los bomberos y policías José Luis Dipólito, Julio Riquelme y Héctor Entreolivano, quienes participaron de la búsqueda de ese plomo.





También está citado a declarar Fernando Aragón, amigo de Hurtig, quien fue testigo de cómo éste halló la bala sobre un manto blanco donde se arrojaron los baldes que contenían los restos extraídos del pozo.



El Tribunal Oral Criminal 1 de San Isidro tiene previsto escuchar además al perito balístico Jorge Fernando Paz, quien hizo el estudio sobre los cinco proyectiles que se hallaron en el cráneo de la víctima y también examinó el "pituto", que rebotó en la cabeza de María Marta y quedó deformado en el piso del baño.



En la última audiencia del jueves declaró ante el tribunal el forense que practicó la autopsia de María Marta, Héctor Horacio Moreira, quien aseguró que el asesino no es un experto tirador y que la víctima fue rematada en el piso con los últimos cuatro balazos que recibió en la cabeza.



Moreira explicó que fue un error irreparable no haber convocado a un médico legista el día del crimen porque "el lugar del hecho representa el 70% de la autopsia" que él realizó 36 días más tarde.



El forense trabajaba en aquel momento en la Policía Científica de San Isidro, y fue convocado por el fiscal Diego Molina Pico para hacer la necropsia el 2 de diciembre de 2002 en la Morgue Judicial de Capital Federal.



El legista comentó que dos días antes de la autopsia concurrió a la casa del country Carmel y vio personalmente el baño y la grifería donde supuestamente se había accidentado la víctima.



Dijo que allí trató de imaginarse "cómo la víctima pudo haberse caído y romperse la cabeza" y que notó una viga de baño, el escalón de la bañadera y la grifería.



En la parte central de su declaración Moreira contó que encontró los proyectiles recién cuando abrió el cráneo y recordó, como había declarado anteriormente el camarógrafo a cargo de la grabación, que el VHS de la videograbadora se acabó en ese momento.



Moreira brindó al tribunal la posible secuencia del crimen de María Marta.



En base a las lesiones que encontró en las piernas y especialmente en la parte superior de la frente, del lado derecho, Moreira explicó que la víctima primero fue brutalmente golpeada y luego recibió los seis disparos en la cabeza, pero en distintas secuencias.



Para el perito, el primer balazo fue "el de rebote", es decir, la famosa "bala-pituto" calibre .32 que no llegó a penetrar en el cráneo y luego fue arrojada al inodoro por el imputado John Hurtig.



Fuente: Infobae