Jueves, 14 Julio, 2011 - 12:24

La adolescente muerta por leptospirosis y los basurales quedaron en medio de la campaña electoral

Gustavo Martínez realizó una actividad “anti-basura” en el barrio San Antonio y criticó la desidia de la comuna. En tanto que Irene Dumrauf y Oscar Bonfanti, desde el municipio, lo cuestionaron por usar “el hecho desgraciado” y dijeron que “depositarán la energía para cooperar a que no se repita y no como un elemento de campaña”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Tras la muerte de una joven por leptospirosis, enfermedad transmitida por roedores, la opinión pública volvió a fijarse en la problemática de los basurales, foco de desarrollo para estos mamíferos. El tema, fue tomado por los candidatos para la intendencia de Resistencia y tanto desde la agrupación de Gustavo Martínez como la de Aída Ayala explotaron el tema y aprovecharon para lanzarse responsabilidades, de esta manera la cuestión quedó envuelta en la campaña electoral que ambos llevan adelante.



En este sentido, Gustavo Martínez recorrió el barrio San Antonio junto con referentes de Salud Pública para realizar trabajos de limpieza y concientización a la comunidad sobre los basurales.

La actividad en sí fue positiva, de no ser porque se filtró el tenor político y desde el círculo de Martínez, aprovechar para criticar a Aída Ayala por la “actitud de desidia” que muestra ante el problema de la basura.



Inmediatamente, salieron a responder las críticas la jefa de gobierno de la comuna, Irene Dumrauf y el secretario de obras Públicas Oscar Bonfanti. Este jueves se dirigieron a los medios y afirmaron que constantemente se realizan los trabajos de saneamiento en distintos barrios de la ciudad.

Luego se despacharon contra Martínez; ambos funcionarios afirmaron que “es repudiable que se inicie esto, y se utilice la situación desgraciada como una descarga de responsabilidad contra la municipalidad”; y señalaron que “utilizarán sus energías para cooperar a que no se repita y no usarlo como elemento de campaña”.



Con el cruce de entredichos, la muerte de la joven de 17 años quedó en medio de la disputa entre las campañas de Ayala y Martínez, al igual que el problema de las ratas y la basura.