Martes, 12 Julio, 2011 - 18:31

El Banco Central Europeo sale al rescate ante la crisis de las bolsas mundiales

Ministros de Economía de la UE acordaron medidas para dar respiro al sistema financiero pero no alcanzó para enfrentar los temores del impacto en España e Italia.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
En un intento desesperado por evitar las caídas de las bolsas europeas, el Banco Central Europeo (BCE) compra bonos periféricos para dar un respiro al crítico sistema financiero y controlar los ataques especulativos en Grecia, Portugal y España.



Gracias a la intervención del BCE las bolsas europeas moderaban sus pérdidas este martes a media sesión, en medio de temores de una extensión de la crisis de la deuda a países clave como Italia, mientras los líderes políticos siguen sin ponerse de acuerdo sobre el segundo plan de rescate de Grecia.



Por su parte, Holanda rompió el tabú este martes diciendo que la Unión Europea (UE) ya no descarta un "default parcial" de Grecia.



A media sesión, las principales bolsas europeas moderaban las caídas de la apertura, después de un lunes negro en el que sufrieron fuertes pérdidas. La bolsa de Fráncfort perdía 2,07% y la de Londres 1,32%. Madrid y Milán se recuperaban, beneficiándose, según fuentes bursátiles, de la compra de títulos de deuda por el BCE. A su vez, las bolsas asiáticas cayeron arrastradas por la tendencia a la baja.



"Hemos entrado en una zona de turbulencias muy fuerte, que podría resultar muy peligrosa para el conjunto de la zona euro", advirtió Patrick Jacq, del banco francés BNP-Paribas.



Los inversores de la Eurozona comenzaron la sesión vendiendo masivamente acciones consideradas como activos riesgosos, empezando por los papeles bancarios. En tanto que tenedores de una gran parte de la deuda de países europeos frágiles, como Grecia, Irlanda, Portugal, España e incluso Italia, los bancos serían las primeras víctimas de una suspensión de pagos de estos países.



Otras víctimas de la ola de desconfianza en la zona euro son los títulos de deuda de los países considerados frágiles por su elevado endeudamiento. Desde este fin de semana, los bonos de Italia y España, la tercera y la cuarta economía de la unión monetaria, fueron vendidos masivamente por unos inversores inquietos por su solvencia.



Las dificultades que los responsables políticos y los bancos europeos tienen en acordar un segundo paquete de ayuda a Grecia, en una crisis de la deuda que ya dura 18 meses, refuerza en las salas de mercado la idea de que la zona euro están en peligro, según los analistas. La moneda común caía este martes por debajo de 1,39 dólares, el nivel más bajo en cuatro meses. "Europa no puede ofrecerse el lujo de una quiebra de Italia o de España", destacó un gerente de fondos.



El jefe de Gobierno italiano Silvio Berlusconi reconoció que Italia atraviesa un "momento no fácil" por el temor de un contagio de la crisis de la deuda y llamó a la "unidad" de país de manera de tranquilizar a los mercados, en un comunicado oficial divulgado este martes. "Tenemos que estar unidos por el bien común", pidió Berlusconi, quien subrayó que es necesario eliminar toda duda sobre la "eficacia y credibilidad" del gobierno para enfrentar los ataques contra la tercera economía de zona europa.