Viernes, 8 Julio, 2011 - 16:53

FIDA garantizó acompañamiento al crecimiento rural de Chaco

Al visitar el emprendimiento apícola desde el organismo internacional de Desarrollo Agrícola destacaron la coincidencia de los objetivos en las políticas aplicadas. Garantizaron dar continuidad al trabajo en conjunto por el crecimiento rural de Chaco.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Durante la visita de autoridades del Fondo Internacional de Desarrollo Agrícola (FIDA), el gobernador Jorge Capitanich ratificó su decisión de promover la agricultura familiar. Lo hizo durante una recorrida que realizó con referentes del organismo mundial, para visitar y fiscalizar los avances de proyectos productivos instalados en Basail, que se erigieron con aportes de la entidad.



Tras reunirse con el gobernador, el presidente del FIDA Kanayo Nwanze visitó Basail, donde, acompañado del ministro de la Producción Enrique Orban, recorrió una cooperativa apícola. Allí, funcionarios internacionales y provinciales se reunieron con los productores locales y sus familias para analizar el avance de los proyectos financiados por el ente internacional. 



Luego, tanto la Provincia como el director del organismo internacional, acordaron elevar a la Junta Ejecutiva del FIDA, proyectos de la provincia para fortalecer la agricultura familiar.



Nwanze destacó, después del encuentro, su satisfacción por los avances logrados en la cooperativa formada con aportes del Programa de Desarrollo Rural de Áreas Rurales (PRODEAR) del FIDA y remarcó que el objetivo del organismo es coincidente con el del gobierno provincial, ya que ambos buscan apoyar a los pequeños productores y sus organizaciones.



“Aquí, en el Chaco, hay un gobernador que habla nuestro idioma en cuanto a desarrollo agrícola y rural, y tiene claras visiones y objetivos de progreso”, resaltó Nwanze, quien además explicó que en la provincia, ya están terminados casi la mitad de los trabajos emprendidos.



El presidente del FIDA relató que hace dos años el organismo que dirige decidió reinventar y reactivar los programas en el Chaco y apreció las políticas implementadas. “Los pueblos rurales han podido organizarse para tener acceso a los servicios financieros y a los mercados, así como incrementar su propio capital económico para poder llevar de esta forma una mejor vida”, aseguró.



“En el FIDA nos entusiasma mucho invertir en esta provincia, porque está todo muy bien ensamblado’”, remarcó Nwanze, y destacó que sin el compromiso de las más altas autoridades del Gobierno los programas no funcionarían.





TRABAJO EN CONJUNTO

El Gobierno y el FIDA promueven, en conjunto, asistencia técnica y financiera a la comunidad rural con el objetivo de fortalecer las organizaciones de los consorcios de servicios agrícolas, garantizar la certificación de agricultura de calidad, autoconsumo, producción ganadera y forestal de manera sustentable con el medio ambiente.



“Promover una suba de la productividad y lograr que la agricultura familiar pueda emerger como productor de bienes agroalimentarios para satisfacer la demanda interna y mundial, son metas de esta gestión”, señaló Capitanich.





MÁS FAMILIAS RURALES Y CON MEJOR CALIDAD DE VIDA

Después de recorrer diferentes emprendimientos productivos rurales, Orban destacó como “importante” la visita de autoridades del FIDA porque pudo contemplar el grado de avance que tiene el Estado provincial en la organización de sus pequeños productores a partir de haber hecho, por ley, la concreción de los consorcios de servicios rurales.



El ministro explicó que para la cartera productiva, tratar de organizar el sector de pequeños productores en la provincia es un desafío y señaló que el aporte del organismo internacional permite articular dinero que se extrae de sectores más pudientes hacia los menores y un grado organizacional en el productor que atiende a la familia rural en todo sentido.



Orban destacó el rol clave que cumple el FIDA para organizar al productor y luego encara procesos productivos, de comercialización y sustentabilidad de la comercialización en el tiempo. “Es importante para que la familia tenga un mejor pasar económico, un mejor ingreso y mejor calidad de vida”, explicó.



Anticipó que, después de la visita al Chaco, el FIDA realizará una reunión de todo su equipo técnico, donde expondrán lo que pudieron observar como logros en la provincia. A modo de ejemplo, el ministro mostró las 15 salas extractoras de miel que se pudieron concretar a través de programas del PRODEAR; “es un antes y un después en la actividad melera”, aseguró.



Detalló que además de los fondos que se reciben desde el exterior para la organización de pequeños productores, el Estado provincial hará su aporte para lograr los objetivos y las metas. “Buscamos cada vez tener más familias rurales con mayores posibilidades económicas y mejor calidad de vida”, afirmó.





CHACO Y SUS POLÍTICAS RURALES

En este contexto, Capitanich resaltó como fundamental la regularización de tierras para productores rurales, ya que la cifra asciende a 1.800 títulos entregados. Además, hizo referencia a los incentivos para el arraigo a las tierras rurales a través de la construcción de 1.400 viviendas, con el fin de llegar a la meta de 5.000 unidades habitacionales en 5 años.



Explicó también los alcances de los programas de electrificación rural, los protocolos productivos por medio de los consorcios rurales, el financiamiento para pequeños y medianos productores. Remarcó la integración de estos programas con la implementación de metas financieras, técnicas y de producción para promover el autoconsumo de la población rural.



A estas políticas públicas, se suman el acceso de las familias rurales al sistema de salud con la construcción de más centros de salud y hospitales. Además, resaltó el desarrollo educativo, donde el Chaco tiene 60.000 alumnos en zonas rurales que asisten a 1.100 establecimientos educativos, muchos se los cuales contemplan un sistema de albergue para los hijos de los productores



Otros de los puntos enunciados por el gobernador fueron el desarrollo de infraestructura predial para productores granaderos, programas de interacción entre el INTA, el Ministerio de Producción e inversores internacionales y el programa de consorcios de caminos rurales.