Miércoles, 6 Julio, 2011 - 18:34

Fuentes de inteligencia de EE.UU. afirman que terroristas se implantarían explosivos para atacar

La inteligencia de Estados Unidos descubrió recientemente un renovado interés entre islamistas en operarse para implantarse bombas y atentar contra vuelos comerciales, informó hoy la cadena de noticias CNN, que se basó en los dichos de un vocero del área. La fuente también se refirió a una nueva técnica quirúrgica que podría utilizarse con estos fines, aunque no dio detalles.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
Un vocero oficial confirmó que se descubrió un persistente deseo de "terroristas" de atacar aviones y que los viajeros podrían notar nuevas medidas de seguridad en aeropuertos del país, aunque no quiso comentar sobre el temor a los explosivos implantados.



El deseo de islamistas de insertarse bombas o componentes explosivos en sus cuerpos ya había sido discutido en el pasado, pero los servicios secretos recabaron nueva información sobre esta intención, según dijo un funcionario de seguridad citado por CNN.



También surgió información de inteligencia sobre una nueva técnica quirúrgica que podría utilizarse a estos fines, agregó la cadena, quien dijo que este funcionario habló bajo condición de anonimato y no quiso dar más detalles.



Un vocero de la Administración de la Seguridad del Transporte (TSA) estadounidense dijo que autoridades del gobierno se comunicaron con aerolíneas nacionales e internacionales para compartir con ellos nueva información de inteligencia.



El Departamento de Seguridad Interior y la TSA notificaron a estas empresas que "información de inteligencia reciente" apunta a "un persistente interés de los terroristas en atacar aviones", dijo este portavoz, Nicholas Kimball.



"Grupos terroristas mostraron repetida y públicamente interés en buscar formas de esconder explosivos mejor", dijo Kimball, que no quiso hacer comentarios sobre el implante de explosivos.



"Como medida de precaución, pasajeros que viajen en vuelos internacionales a destinos en Estados Unidos pueden notar medidas de seguridad adicionales", señaló el vocero.



Estas medidas pueden incluir una interacción con los pasajeros además del uso de métodos de registro como el cacheo y el uso de tecnología de detección, dijo Kimball.



Los escáner de cuerpo entero no pueden detectar los explosivos implantados, aunque sí pueden descubrir alteraciones en los contornos corporales que pueden servir de pista de que alguien oculta una bomba, dijeron expertos a CNN.



La seguridad aeroportuaria se incrementó drásticamente en Estados Unidos luego de los atentados con aviones comerciales contra el Pentágono y las Torres Gemelas del 11 de septiembre de 2001.



Fuente: Télam