Lunes, 4 Julio, 2011 - 07:00

Comienzan los alegatos en el juicio por el crimen de Solange

El juicio a Lucila Frend, acusada del crimen de su amiga Solange Grabenheimer, cometido en 2007 en un PH de la localidad bonaerense de Florida en el que ambas convivían, se reanudará hoy lunes en los tribunales de San Isidro con el inicio de los alegatos de las partes.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042




La audiencia comenzará a las 11, cuando se espera que la fiscalía y el particular damnificado pidan prisión perpetua para la imputada al considerarla autora de homicidio calificado por ensañamiento y alevosía, y la defensa su absolución.



"Mi postura siempre va a ser de compromiso con respecto a que se haga Justicia. Me gustaría que la familia de Solange me incluya y me deje luchar junto con ella para que se haga Justicia y me gustaría que un nuevo fiscal busque al asesino", expresó Lucila el miércoles pasado al salir de los tribunales de San Isidro.



Por su parte, Patricia Lamblot, madre de la víctima, dijo a Télam: "El juicio sirvió. Ahora todo está en manos de los jueces, confío en ellos para que se haga Justicia. Lucila está muy comprometida".



Ese mismo miércoles terminó la etapa de incorporación de prueba en el juicio a cargo del Tribunal Oral en lo Criminal (TOC) 2 de San Isidro con la declaración de los últimos testigos. El más relevante fue Laura Del Gesso, una médica legista con experiencia en relevar escenas del crimen para Policía Federal que actuó en esta causa como perito de la imputada.



La testigo aclaró que ella no estuvo presente ni en la escena del crimen, ni en la autopsia, pero sí participó de la cuestionada junta médica convocada por el fiscal Alejandro Guevara para que las partes acordaran la data de la muerte de Solange.



Igual a lo declarado ya por otros peritos que estuvieron en esa reunión, Del Gesso aseguró que "no hubo consenso" pese a que el informe de la junta establece que el crimen pudo ser entre las 7 y las 10 de aquel 10 de enero de 2007.



Del Gesso ratificó que de acuerdo al análisis de la rigidez, las livideces (manchas de acumulación de sangre) y la temperatura del cuerpo, el cronotodiagnóstico estimado por ella y su colega Daniel Valenti fue que la muerte se produjo de 12 a 16 horas antes del levantamiento del cadáver en la escena del crimen.



Esta franja horaria favorece a Lucila, ya que sitúa el crimen entre las 9 y las 13, horario durante el cual Lucila ya estaba en su trabajo en un laboratorio de San Fernando. La perito aseguró además que en la junta, Eugenio Aranda, único médico de la Policía Científica en ir a la escena del crimen y estimar la data de muerte entre la 1 y las 7 -cuando Lucila estaba en el PH-, no habló de rigidez "irreductible", sino de rigidez completa y "reductible".



La diferencia es clave porque de la primera manera Solange llevaba muerta 24 horas y de la segunda, 12 horas.



Del Gesso también mencionó, como ya lo había hecho en este juicio el perito propuesto por la familia de la víctima, las falencias del cuerpo médico de la Policía Científica al no haber tomado la temperatura del cadáver y haber arruinado la prueba del "humor vítreo", dos herramientas claves para precisar la data de muerte.



Por último, Del Gesso mencionó que el cadáver estuvo primero "unas cinco horas" en la cama boca arriba y luego alguien lo arrojó al piso boca abajo, momento en el que quedó grabada en su muslo derecho la impronta de un encendedor tipo "Bic" que nunca fue encontrado en el lugar del hecho.



Por su parte, el otro testigo de la última jornada en declarar ante los jueces Oscar Zapata, Lino Mirabelli y Hernán San Martín, fue la psicóloga de parte de la defensa Ana María Cabanillas.



La licenciada coincidió con el informe oficial respecto a que Lucila no presentaba rasgos psicopáticos en su personalidad. Además, aseguró que de los test surgió que Lucila "no era simuladora" y que "estaba angustiada por la muerte de su amiga" y dijo que era imposible preparar a una persona para estos estudios.



Cabanillas además denunció que durante las cinco entrevistas la perito psicóloga de la querella, Patricia Martínez Llenas, "hostigó" a Frend. Según la psicóloga, la licenciada Martínez Llenas la increpó a Lucila al decirle: "Vos si sos tan buena, ¿cómo fue que te engramparon con este homicidio?", una frase que quedó registrada en actas.



Fuente: Télam