Domingo, 3 Julio, 2011 - 09:04

3 de Julio, 78 años de la muerte de Hipólito Yrigoyen: a las 19, acto en el busto de la calle homónima

Desde el Comité Provincial de la UCR recordaron los valores y vocación política del dos veces presidente del país, cuya caída tras un golpe de Estado dio origen a la tristemente célebre “Década Infame”. Al finalizar el acto en la esquina de Yrigoyen y Güemes de las 19, se oficiará una misa en la Catedral de Resistencia.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
El titular del radicalismo chaqueño, Luis Verdún, recordó que “Hipólito Yrigoyen fue dos veces presidente del país entre 1916-1922 y 1928-1930 representando a la UCR, un hombre con una gran vocación política, llega a la presidencia por primera vez en 1916 acompañado por Pelagio Luna y durante sus gobiernos se produjeron hechos históricos para el país, sancionaron leyes tales como la jubilación de empleados de empresas privadas, la jornada laboral de 8 horas, el descanso dominical, el salario mínimo, los contratos colectivos de trabajo, prohibió el desalojo y aumentos de alquileres, protegió a los indígenas y los radicó legalmente en sus tierras, fomento la agricultura y la ganadería, otorgando créditos blandos a los productores, apoyó la explotación del petróleo y creó Y.P.F terminando con los permanentes intentos del monopolio de las empresas extranjeras, impulsó la nacionalización de los ferrocarriles en manos de los ingleses, apoyó la reforma universitaria que encabezaron estudiantes que reclamaban participación en el gobierno de las facultades, junto a profesores y ex alumnos, modernización y actualización de metodología didácticas, profesores y planes de estudios y se oponían a la injerencia eclesiástica en la conducción de la misma”.



“Estos son los principios y la filosofía del radicalismo, gobernar con sencillez, honestidad, transparencia, respetando el federalismo y con un estricto apego a lo establecido en la constitución, privilegiando el diálogo y la participación de todos los sectores, por un país productivo, donde el reparto de los recursos se haga de manera equitativa garantizando inclusión social, todo eso se puede, ya lo hizo Yrigoyen a pesar de haberle tocado gobernar mientras se desarrollaba la primera guerra mundial, es por eso que hoy, al recordar el 78º aniversario de su fallecimiento, elevamos una plegaria para que el pueblo argentino vuelva a contar con dirigentes que nos permitan soñar con un país en el que todos vivan bien, en paz, sin corrupción escandalosa, sin tener que cambiar su dignidad por un plan, un contrato o una beca, un país en el que nuestros jóvenes puedan hacer realidad los sueños de una vivienda, de trabajo, de acceso a la educación, un país en el que nuestros jubilados no tengan que esperar que el presidente este de buen humor para darles una aumento miserable después de haber trabajado y aportado toda su vida, ojalá que desde el lugar donde esté Don Hipólito Yrigoyen nos ilumine para que podamos volver a tener esperanza”.