Jueves, 30 Junio, 2011 - 17:08

El Ejecutivo anunció que 2011 contará con la mejor tasa de empleo privado en la historia del Chaco

Capitanich adelantó hoy que la Encuesta de Indicadores Laborales (EIL), arrojó que en el periodo enero-mayo las demandas laborales tuvieron un crecimiento de 6 por ciento, cifra que implica una proyección anual superior al 12 por ciento, lo que representa “la mejor tasa de empleo formal de la historia del Chaco”.

Mandá tu info, fotos, videos o audios al 3624518042
La encuesta arrojó un crecimiento en las demandas laborales equivalente a 0,6 por ciento para mayo último. Dichos montos “son muy auspiciosos para todo el proceso de crecimiento sistemático que vive el Chaco”, agregó.



La Encuesta de Indicadores Laborales, que se ejecuta hace tres años en la provincia, se hace con el Ministerio de Trabajo de la Nación, “a través de su mecanismo de asistencia y cooperación técnica, con el objeto de identificar acerca de una muestra de 5.000 trabajadores que es muy representativa de 250 empresas de carácter rotativo, que permiten determinar con mucha precisión la evolución del mercado de trabajo en la provincia”, informó.



En ese mismo sentido, Capitanich agregó que “la provincia alcanzó, para el periodo mayo-junio, los 80.000 trabajos registrados por la AFIP de comercios y servicios, excluyendo la industria de la construcción, cifra que es un récord absoluto”.



Por otro lado, siguiendo con las cifras positivas, destacó que “el Chaco tuvo otro récord en la industria de la construcción con 10.083 empleos para abril”, señaló.



Por otro lado, el gobernador recordó que hay una preocupación por la reducción del subsidio al transporte, sobre todo en el recorte del combustible asignado al sector, que bajará de los 99 millones de litros a 40 millones.



En ese contexto, señaló que “se iniciaron gestiones con el secretario de Transporte de la Nación, Juan Pablo Schiavi, para que los costos no repercutan en los usuarios del servicio”, señaló.



Por otro lado, dijo que se elevaron instrucciones al ministro de Economía, Eduardo Aguilar, y al subsecretario de Programación Económica y Empleo, Sebastián Agostini, para garantizar la provisión de harina..